La diversidad de especies silvestres es vital para una sana producción agrícola

Los agricultores de todo el mundo se enfrentan a tiempos difíciles. Los patrones climáticos impredecibles les impiden saber cuándo deben plantar y cuando cosecharán. Las grandes empresas del sector están en la mira a causa de los monocultivos -la siembra de una sola especie vegetal en áreas extensas, a menudo empleando pesticidas dañinos que reducen drásticamente la variedad de plantas, insectos y animales en un paisaje.

Para que la tierra sea productiva y su uso agrícola sea sostenible a largo plazo es importante mantener y apoyar la biodiversidad natural. ONU Medio Ambiente y sus aliados trabajan para promover las prácticas científicas innovadoras y las mejores alternativas en la agricultura sostenible, en línea con la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

“Es vital que ampliemos nuestro conocimiento de cómo interactúan las plantas, los insectos y los animales para que la agricultura produzca alimentos para todos y de manera sostenible. Proteger nuestra biodiversidad es parte indispensable de la ecuación”, dijo Marieta Sakalian, experta en biodiversidad de ONU Medio Ambiente.

Por demasiado tiempo, la biodiversidad en las tierras agrícolas ha sido menospreciada o descuidada, a pesar de que la diversidad de cultivos y ganado, incluidos sus parientes silvestres, sustentan los sistemas de producción, proporcionan nutrición y permiten la adaptación al cambio climático. Por ejemplo, sin la variedad de polinizadores (una multiplicidad de insectos y animales) las cosechas disminuirían rápidamente.

ONU Medio Ambiente ha trabajado durante 17 años con el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés) y otros aliados en proyectos diseñados para apoyar e integrar la biodiversidad en los sectores de producción agrícola.

Para leer nota completa, acceder a link aquí.

Fuente: ONU Medio Ambiente